Los 6 mejores tratamientos caseros para combatir el acné de la espalda

Aunque sus efectos pueden tardar un poco en notarse, cualquiera de estos remedios naturales nos ayudará a combatir el acné en la espalda y a mejorar el aspecto de la piel

1
El acné es un problema estético que afecta tanto a los hombres como a las mujeres, en especial a partir de la etapa
Es una enfermedad cutánea que se caracteriza por la aparición de pequeños granos de color blanco o negro, casi siempre compuestos por restos de sebo, piel muerta y otras impurezas.
Aunque el más común se forma en varias áreas de la cara, algunos lo desarrollan en la espalda y otras partes del cuerpo.
Su aparición se ha relacionado con los desequilibrios hormonales y las alteraciones en las funciones de las glándulas sebacias.
Pese a esto, hay una amplia variedad de tratamientos que, por sus compuestos, ayudan a controlar la aparición de estas imperfecciones antes de que afecten la belleza de la piel.
En esta oportunidad queremos compartir 6 interesantes remedios para que empieces a tratarlo cuanto antes.
¡No dejes de probarlos en casa!

1. Vinagre de sidra de manzana

Lee:  Los 8 mejores beneficios de tomar vinagre de manzana diario
vinagre-de-manzana-500x334
El vinagre de sidra de manzana contiene una sustancia conocida como ácido acético que, tras ser absorbida a través de la piel, contribuye a remover el sebo y los desechos que se acumulan en los poros de la espalda.
Esta naturaleza ácida regula en pH cutáneo y ayuda a mantener la actividad de las glándulas sebáceas en equilibrio.

¿Cómo utilizarlo?

  • Combina partes iguales de vinagre de sidra de manzana con agua y frótalo sobre la piel de la espalda con la ayuda de un trozo de algodón.
  • Repite su uso cada noche antes de ir a dormir.

2. Aceite esencial de lavanda

El poder antibacteriano y antiinflamatorio del aceite esencial lavanda es útil para reducir la formación de granos y espinillas en la piel de la espalda.
Sus compuestos facilitan el cierre de los poros y, de paso, eliminan la piel muerta que se va quedando acumulada.

¿Cómo utilizarlo?

  • Humedece un trozo de algodón con aceite esencial de lavanda y frótalo sobre los granos de la espalda.
  • Deja que se absorba sin enjuagar y úsalo todos los días.

3. Miel de abejas

Miel-de-abejas-500x334
La miel de abejas tiene propiedades astringentes, antiinflamatorias y antibióticas que pueden aprovecharse como parte del tratamiento contra el acné.
Sus compuestos equilibran el pH natural y disminuyen la segregación excesiva de sebo.

¿Cómo utilizarla?

  • Toma una pequeña cantidad de miel de abejas orgánica y aplícala sobre la espalda hasta cubrirla por completo.
  • Deja que se seque durante 20 minutos y, paso este tiempo, retírala mediante suaves movimientos circulares.
  • Úsala todos los días hasta curar el acné.

4. Bicarbonato de sodio

La aplicación de bicarbonato de sodio sobre la piel con acné ayuda a limpiar a profundidad los poros a la vez que regula la producción de grasa y el exceso de células muertas.
Su textura granulada fina sirve como exfoliaste natural y, por si fuera poco, es ideal para reducir las manchas y cicatrices.

¿Cómo utilizarlo?

  • Humedece un poco de bicarbonato de sodio con agua o jugo de limón y frótalo por toda la espalda con suaves movimientos.
  • Deja que se seque durante 30 minutos y enjuaga con agua fría.
  • Repite su uso por lo menos 3 veces a la semana.

5. Cristal de aloe vera

cremas-caseras-con-aloe-vera-500x268
Los cristales que contiene la hoja de aloe vera son un producto natural antiinflamatorio y antibacteriano que nos puede ayudar a tratar muchas condiciones que afectan la belleza de la piel.
Sus activos naturales hidratan a profundidad la dermis y, a su vez, calman la irritación y el enrojecimiento.
Asimismo, regula el exceso de producción de grasa en los poros y favorece la regeneración de las áreas afectadas por el acné crónico.

¿Cómo utilizarlo?

  • Toma varios cristales de aloe vera y frótalos sobre la espalda hasta cubrir por completo las áreas afectadas.
  • Deja que actúe 30 minutos y enjuaga con agua fría.
  • Úsalo todos los días hasta controlar el acné.

6. Harina de avena

La acción exfoliante de la harina de avena es ideal para remover el sebo y las impurezas que forman antiestéticos granos en la piel de la espalda.
Su aplicación remueve los desechos de los poros y, a su vez, deja una textura más suave, hidratada y libre de imperfecciones.

¿Cómo utilizarla?

  • Humedece un poco de harina de avena con agua o leche y frótala sobre la espalda con suaves masajes circulares.
  • Deja que actúe 30 minutos y enjuaga con agua fría.
  • Úsala de 2 a 3 veces a la semana.
¿Estás lista para probarlos? Si notas granos de acné en tu espalda no dudes en preparar estos tratamientos.
Si bien sus efectos no se consiguen con una sola aplicación, con el paso de los días podrás empezar a notar los cambios en tu piel.
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
 
Baño casero para tratar y prevenir hongos en los pies
Ba%C3%B1o-para-los-pies-500x299
¿Sueles padecer de hongos en los pies? ¿Frecuentas gimnasios y te ves obligada a hacer uso de las duchas públicas? No te preocupes, te enseñamos este sencillo remedio que puede servirte de gran ayuda. ¡Toma nota!

Baño casero para prevenir los hongos en los pies

ba%C3%B1o-de-pies
Pero, ¿por qué surgen los hongos en los pies? Básicamente por varias causas: humedad, llevar los zapatos cerrados durante mucho tiempo puede generar la aparición de los hongos. Si te ves obligada a tener que llevar durante mucho tiempo calzado muy cerrado, lo mejor es que te pongas, por ejemplo, polvos de talco o algún spray pédico.
También hay que tener en cuenta un dato que no podemos pasar por alto: las piscinas, las duchas públicas… son un auténtico caldo de cultivo. Cuidado también con las duchas o bañeras de algunos hoteles. ¿Qué podemos hacer entonces? No ducharte descalza y utilizar un calzado de goma que nos aísle del suelo y de los hongos. Vale la pena.
Como última precaución, recuerda también lo siguiente: cuando te quites los zapatos permite que se ventilen al aire libre. Es muy saludable y evitaremos más riesgos, no cuesta nada.

¿Qué necesito para hacer mi baño casero para pies antihongos?

ba%C3%B1o-pies-Intercontinental-Hong-Kong
  • Un vaso de vinagre blanco. ¿Y por qué vinagre blanco? Porque es ideal y uno de los elementos más efectivos para tratar el molesto pie de atleta, blíster y cualquier tipo de  infección de la piel. No lo dudes, ten siempre a mano vinagre blanco, es fácil de encontrar en cualquier tienda.
  • 3 gotas de aceite de árbol de te. Es también uno de los mejores desinfectante, antibiótico y antimicótico natural. Con él podemos hacer tanto gel para desinfectar las manos como tratamientos para infecciones cutáneas y hongos en los pies. Puedes encontrarlo en tiendas naturales e incluso en perfumerías.
  • 3 gotas de aceite de ajo. Como ya sabes el ajo es uno de los mejores antibacteriano y antimicótico natural que existe. Es simplemente magnífico.
  • El jugo de medio limón: Esta fruta es muy adecuada para tratar los hongos, es un buen depurante muy utilizado para problemas de la piel.
  • Bicarbonato de sodio Dos cucharadas pequeñas disueltas en agua. Actuará como un gran antibacteriano capaz de tratar este tipo de dolencia.
  • Una palangana donde puedas introducir los pies, llena de agua tibia.

¿Cómo preparo mi baño para los pies?

ba%C3%B1o-de-pies-relajante-500x333
1. Lo primero que haremos es lavar nuestro pies con agua y jabón. Mejor un jabón neutro, los de avena suelen ser muy indicados para este tipo de afecciones. Lo que buscamos en primer lugar es que nuestros pies estén limpios, para después introducirlos en nuestra palangana en la cual hemos puesto todos los elementos.
2. Una vez tengas los pies limpios, pon todos los elementos antes referenciados en la palangana. El agua debe estar tibia, ni muy caliente ni muy fría. Disuelve todos los aceites, el jugo del medio limón y las dos cucharadas de bicarbonato de sodio. Una vez lo tengas, deja caer en ella los pies. Deberás estar unos 20 minutos. No te escocerá, al contrario, sentirás un agradable alivio.
3. Una vez hayan pasado los 20 minutos, seca cuidadosamente tus pies, que no quede ningún rincón húmedo. Es muy importante. Sería perfecto que repitiera este baño 3 veces a la semana. De este modo prevenimos y también tratamos los molestos hongos en los pies. ¿Lo ponemos en práctica?
Fuente:  http://www.bienestarysaludweb.com/2017/03/acne.html
Facebook Comments
Loading...

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *