¿Cómo limpiar los pulmones, y expulsar la flema y el moco de forma natural?

¿Cómo limpiar los pulmones, y expulsar la flema y el moco de forma natural

Cómo limpiar los pulmones, y expulsar la flema y el moco de forma natural? Hoy te hablaremos de diferentes brebajes o remedios naturales para desintoxicar los pulmones, y liberar las vías respiratorias de la flema productiva, como se le llama, además del moco y la tos, asociados a la presencia de esta.

La preparación de estos jarabes caseros, son muy fáciles de hacer y los ingredientes, son de uso cotidiano en nuestra cocina diaria.

jarabe de sábila con cítricos

TAMBIÉN LEER: ¿Cómo eliminar quistes, fibromas o miomas de forma natural?

Remedios caseros para eliminar la flema y limpiar los pulmones

Jarabe de sábila con cítricos

Este preparado es muy efectivo para la limpieza de los pulmones y la eliminación de la flema, mucosidad y tos.

Ingredientes: pencas de sábila, miel de abejas, limón o naranja.

Preparación: pelar las pencas de sábila, lavarlas muy bien y licuar, junto con el jugo de limón o naranja y agregar miel, las proporciones deben ser equivalentes, rectifique los sabores, prepare aproximadamente un litro de preparado, guarde en un frasco de vidrio, refrigere y consuma una tacita pequeña, en ayuna durante un mes.

Jarabe de sábila con cebolla

Ingredientes: pencas de sábila, cebolla, miel, limones.

Preparación: licua la sábila, le agregas media cebolla, miel y limón según la cantidad que obtengas vas rectificando los sabores, envásalo en un frasco de vidrio previamente esterilizado, refrigere y consuma durante quince días, en ayuna.

Preparado de berro con miel

Ingredientes: miel de abejas, berro y limones.

Preparación: lavar bien los berros, licuarlos, con la miel y el jugo de limón, puede agregar un poco de agua para aligerar la mezcla, lleve la mezcla a fuego lento hasta que espese, deje enfriar y envase en un frasco esterilizado, guarde en el refrigerador y consuma tres veces al día, durante un mes, la primera toma debe ser en ayuna, se recomienda no colarlo.

Jarabe de cebolla

La cebolla posee excelentes propiedades dilatadoras y expectorantes, que ayudan a liberar las vías respiratorias eliminando el exceso de flema y mucosidad. 

Ingredientes: 3 cebollas, ½ litro de miel, jugo de 3 limones.

Preparación: mezclar los ingredientes en una licuadora y licuar hasta obtener una mezcla homogénea, rectifique los sabores si lo cree necesario agregue mas miel o limón, envase en un frasco de vidrio esterilizado y refrigere, consuma por un mes, una tacita pequeña, en ayuna

Infusiones de ajo

Ingredientes: ajo, miel, limón.

Preparación: poner a hervir dos tazas de agua para reducir a una, varios dientes de ajo, servir en una taza endulzar con miel y agregar unas gotas de limón, consumir esta infusión tres veces al día, el ajo es un excelente aliado para limpiar las vías respiratorias, gracias a sus propiedades antibióticas y descongestionantes.

Leche con jengibre

Ingredientes: un vaso de leche, un pedacito de  la raíz de jengibre.

Preparación: a un vaso de leche agregar un pedacito de jengibre, poner a fuego lento durante unos minutos y consumir tibia, al acostarse, esté preparado no debe guardarse, debe consumirlo inmediatamente luego de elaborado, el jengibre tiene propiedades expectorantes y antibacterianas, excelentes para ayudar a expulsar las secreciones.

Leche con jengibre

Preparado de miel y pimienta

Ingredientes: pimienta negra en granos, miel.

Preparación: a una cucharada de miel, agregue una pizca de pimienta negra molida, lo que sea agradable al consumir, repita esta mezcla en ayuna, durante 7 días. Estos dos ingredientes son expectorantes y le ayudaran a limpiar los pulmones liberándolos de la flema que tiene acumulada.

Consideraciones finales para el uso de estos preparados naturales

Aunque los ingredientes son naturales, tenga especial consideración, cuando se aplica en niños, consulte a su médico y reduzca las dosis.

Si luego de consumir estos preparados por un breve periodo, persisten los síntomas, como opresión en el pecho, tos persistente, dificultad para respirar o presencia de fiebre, no dejes de consultar al médico podrías tener un cuadro más complejo y requerir otro tipo de medicación más específica.